https://www.facebook.com/wilber.carrion.1 - Twitter: @wilbercarrion  
  Su apoyo es bienvenido, cuenta: BBVA Continental- 0011 0175 0200256843  

jueves, 18 de agosto de 2016

sueldos

  Las industrias que ofrecerán los mejores sueldos en 2017


FORBES- 18 de Agosto de 2016
En los últimos años en México la inflación ha marcado los parámetros para el incremento de sueldos y compensaciones. Pero eso está a punto de cambiar, y junto con las nuevas tendencias laborales promete una nueva era para las remuneraciones a partir de 2017.  

Durante 2016 el aumento de sueldos y sa­larios siguió –como desde hace varios lustros– la tendencia del incremento de la inflación. Las empresas han tomado esta medida como referencia para elevar las percepciones de sus empleados en todos sus niveles jerárquicos.

Sin embargo, para 2017 esta polí­tica estaría llegando a su fin, debido a que el Senado de la República ha modificado 151 leyes federales que mantenían indexado el salario a los niveles inflacionarios. El objetivo es implementar las nuevas medidas desarrolladas por el Banco Mundial y la Organización Internacional del Trabajo basadas en diversos indica­dores económicos para determinar los incrementos salariales.

Con ello, para el siguiente año es­taremos viendo cambios relevantes a la hora de determinar los incrementos de sueldos por parte de las empresas.

Por lo pronto, el primer informe de Forbes México sobre sueldos y prestaciones ejecutivas revela que el incremento otorgado a los altos y medios mandos registrado por las 120 empresas que respondieron la encuesta fue de 4.4% promedio anual, cifra ligeramente superior a la inflación registrada en 2015.

Las compañías encuestadas se agruparon en 11 sectores, en que destacan el petroquímico y el automotor, que en promedio otorgaron a sus ejecutivos incrementos de 5.1 y 5.0%, respectivamente. Ambas ramas económicas son de las más dinámicas y las que más empleos generan en el país.

Da clic en la imagen para ampliar.


Sin embargo, el segmento de tecnologías de la información es el que mayor incremento salarial ha venido otorgando a sus ejecutivos. De acuerdo con los encuestados, los ejecutivos de este segmento reci­bieron para 2016 un aumento salarial promedio de 16.3%, por mucho, el más alto de toda actividad económica, y refleja el auge de crecimiento que el sector está registrando no sólo en México, sino a nivel mundial.

Este sector, que está revolucio­nando la economía global, demanda cada vez más gente especializada en cada una de las áreas, y día con día se crea una nueva área técnica en el mundo digital, que además promete seguir desarrollándose.

Sin duda, este campo laboral será uno de los más pujantes en los siguientes 60 años.

Por otro lado, con la reforma energética la demanda de mano de obra calificada se hará más imperiosa para las empresas que están llegando a México a partici­par en ese sector, que junto con el petroquímico son estratégicos para el desarrollo de la rama. De hecho, tanto en el sector energético como en el automotor hay un importante déficit de mano de obra calificada para cubrir las plazas que se están generando. Este fenómeno está contribuyendo a traer talento de otros países, lo que a su vez incide en los costos laborales, pues las em­presas deben otorgar prestaciones y sueldos atractivos para cubrir su demanda laboral.

No obstante, las prestaciones más altas son las otorgadas por el sector financiero, pues en algunas empresas llegan a ser superio­res a 60% del salario anual integra­do que es ofrecido a los ejecutivos de primer y segundo niveles. Por supuesto, en segundo lugar está el sector de tecnologías de la in­formación como el que otorga las prestaciones más elevadas, 42.5% en promedio con respecto al sueldo anual integrado.

También puedes leer: Los 10 trabajos más peligrosos de Estados Unidos en 2016

En los últimos años se ha venido presentando una mayor rotación en los puestos directivos y gerenciales en México, pues los ejecutivos están buscando mejores condiciones de trabajo, que generalmente se refieren a tener prestaciones más atractivas.

Por ejemplo, hay una tendencia fuerte de las grandes compañías para ofrecer acciones de la empresa a los mandos directivos como parte de la compensación salarial.

Esta práctica es cada vez más común entre las grandes corporacio­nes mexicanas que tienen una fuerte presencia en otros países y que están expandiendo sus mercados más allá de sus fronteras. Dicha práctica la están implementando principal­mente compañías que cotizan en la bolsa de valores, como es el caso de FEMSA y Mexichem. La complejidad de operación de estos corporativos y de su estructura administrativa obliga a que este tipo de compañías busquen nuevos modelos de incenti­vos y remuneraciones con el objetivo de conseguir los planes trazados en mercados en los que están presentes fuera de México.

Otra prestación que es muy valo­rada por los ejecutivos son los bonos de productividad. Las empresas consultadas dicen otorgar bonos a los altos y medios mandos, los cuales representan 25.8% en promedio del salario anual. Sin embargo, en el caso de los cargos de alta dirección, la compensa­ción por logro de objetivos puede llegar a ser de hasta 31% del sueldo anual inte­grado, y hay empresas que otorgan bonos por la mitad del salario de un año.

Las prestaciones que otorgan las empresas a sus ejecutivos se han conver­tido en una pieza clave a la hora de que el ejecutivo busca un nuevo empleo o decide en qué tipo de empresa desea trabajar. Una prestación importante en la actualidad es la capacitación que ofrecen algunas empresas a sus empleados, que en el caso de los mandos directivos son muy valora­das las maestrías de negocios, sobre todo aquellas que se cursan en el extranjero, y que están relacionadas con el área o proyecto en que se desempeñan los altos mandos.

El informe de Forbes México incorporó un nivel más a los tres altos mandos tradicio­nales, que son dirección, gerencia y mandos medios. Este nivel corresponde a los empleados profesionales, que comprende a aquellos trabajadores que tienen una carrera profe­sional pero que su cargo no implica toma de decisio­nes. Generalmente, en este segmento están los jóvenes recién egresados de universidad o personal técnico que por su experiencia en el área o tareas que desempeñan están considerados dentro de un escalafón superior al resto de los empleados en general.

En ese segmento, las prestaciones salariales son más bajas y en prome­dio, de acuerdo con las 120 empresas del informe, ese escalafón percibe 23.5% de su salario anual integra­do en compensaciones. El sector financiero es el sector que mayor porcentaje de salario otorga en pres­taciones a este nivel de escalafón, y es de 40%, mientras que el sector de servicios y consultoría otorga hasta 35% del salario en prestaciones a los empleados profesionales.

Llama la atención que el sector farmacéutico de las empresas que participaron en el informe no otorga ningún tipo de prestaciones a los empleados profesionales, mientras que automotriz y construcción son las ramas eco­nómicas que reportaron el menor porcentaje de prestaciones con rela­ción al sueldo anualizado de los empleados profesionales.

Las empresas participantes re­velaron que 100% otorgan a sus ejecutivos de mandos directivos seguro de gastos médicos mayores y de la mano también reciben seguro de vida. En este último rubro la compensación puede llegar a ser hasta por 36 meses de cobertura.

También puedes leer: Los 10 trabajos más demandados en 2015

Sobre planes de retiro superio­res a los que marca ley, 75% de las compañías participantes en el informe confesó otorgar ese beneficio. Ese mismo porcentaje también señaló que otorgan casa a sus ejecutivos, aun­que en la mayoría de los casos sólo se concede a los ejecutivos de alta dirección y de origen extranjero.

De igual forma, los ejecutivos que reciben como prestación la asigna­ción de auto, por lo general son quie­nes ocupan puestos de alta dirección y las empresas privilegian a los directivos que llegan del extranjero. No obstante, 90% de las compañías contestó que otorga a los mandos gerenciales la renta de casa.

Con la incursión de los mi­llennials al mercado laboral, las tendencias se están modificando. Esta generación, además de ser la de mayor representatividad pobla­cional a nivel mundial, está escalan­do de forma rápida hasta los altos puestos directivos y gerenciales, y sus hábitos difieren en mucho de los de ejecutivos tradicionales o de lo que se consideraba habitual; por ejemplo, estos jóvenes ejecutivos buscan cada vez con mayor frecuencia empleos que les permitan hacer su trabajo desde su casa o poder dedicarle más tiempo a sus asuntos personales.

Lo anterior es uno de los factores que han modificado la antes estable rotación de personal de las empre­sas, pues anteriormente tener un índice bajo de rotación era signo de estabilidad y de eficiencia en la administración del talento.

Hoy, el desplazamiento cons­tante de ejecutivos es una práctica casi inherente a las empresas más emblemáticas de la industria de las tecnologías de la información y en todas aquellas involucradas en desarrollo de la era digital.

Un informe sobre salarios y compensaciones de la consultoría holandesa Randstand sobre tenden­cias y salarios ejecutivos revela que las empresas en el futuro deberán enfrentar retos en un contexto en que los millennials están modifi­cando el ecosistema de las relacio­nes laborales. En ese sentido, las compañías estarán buscando nuevas formas para incentivar el incremen­to del desempeño y la productividad de sus ejecutivos.

Existen diversos retos, tanto para las empresas como para los analistas del mercado laboral, y uno es precisamente la rotación de per­sonal. Este tema en México en par­ticular ha cobrado gran relevancia, pues el informe de Randstan señala que el movimiento de personal se da con mayor frecuencia entre quienes tienen entre dos y tres años de anti­güedad en sus empleos actuales. A la larga esto significa un mayor costo para las empresas.


Otro reto más es atraer el talento y, por supuesto, conservarlo. En ese sentido, sectores como el energético, telecomunicaciones y tecnologías de la información están demandando cada día personal más calificado, y la tendencia en la demanda de personal en esos sectores va en aumento. Un factor más que afecta la atracción de talentos son las bajas prestaciones y las ofertas salariales que llegan a ser bajas comparadas con otros países de Latinoamérica. En síntesis, la principal razón por la que un ejecutivo cambia de trabajo es porque generalmente recibe una mejor oferta laboral.