https://www.facebook.com/wilber.carrion.1 - Twitter: @wilbercarrion  
  Su apoyo es bienvenido, cuenta: BBVA Continental- 0011 0175 0200256843  

miércoles, 31 de agosto de 2016

autos eléctricos

Los autos eléctricos se impondrán más pronto de lo que se cree



The  wall street journal -  agosto de 2016  
En 2015, aproximadamente uno de cada 150 autos vendidos en Estados Unidos tenía un conector eléctrico y una batería. No obstante, la adopción masiva de vehículos eléctricos se avecina y llegará mucho más pronto de lo que la mayoría de la gente cree.

Esto se debe en parte a que los autos eléctricos son como los aparatos electrónicos, en los que el cambio tecnológico es rápido.

Uno de estos grandes saltos se da en las baterías. Un vehículo eléctrico típico hoy en día cuesta US$30.000 y recorre, como mucho, unos 160 kilómetros con una carga. En un año, se podrá duplicar esa distancia con un poco de dinero más.

Tesla Motors Inc. es el líder de este cambio, prometiendo un vehículo Model 3 dirigido a las masas, con un precio de US$35.000 sin incentivos en EE.UU. y más de 320 kilómetros de autonomía. En comparación, el auto nuevo promedio en el país norteamericano se vende hoy en día por cerca de US$33.000.

No obstante, Tesla no es la única. Chevrolet lanzará su Bolt EV de US$37.500, que presume de una autonomía de más de 320 kilómetros con una carga, lo cual parece ser la nueva meta para eliminar la “ansiedad de distancia” entre los potenciales compradores de vehículos eléctricos, es decir, el temor de que un vehículo se quede sin carga en medio de la carretera.

Y ese es apenas el comienzo. Pasquale Romano, presidente ejecutivo de ChargePoint Inc., el mayor fabricante de estaciones de carga de autos eléctricos del mundo, dice que está trabajando y en negociaciones con la mayoría de las grandes automotrices del mundo. “Hemos visto sus planes internos para electrificar todo”, dice.

A corto plazo, muchos de estos autos serán híbridos, con motores eléctricos y a gasolina. Tiene sentido contarlos junto a los eléctricos debido a que la mayoría de los modelos nuevos tienen suficiente carga como para llevar al estadounidense promedio a su trabajo y de regreso a casa sin usar gasolina.

Steve Majoros, director de marketing de Chevrolet, unidad de General Motors Co., dice que 90% de los viajes y 65% de los kilómetros conducidos en su híbrido Volt son en el modo eléctrico. El Volt puede recorrer 85 kilómetros con una carga.

Cada híbrido es, para efectos prácticos, un auto eléctrico que lleva un “extensor de autonomía”, por si acaso. Estos ayudarán a electrificar una buena cantidad de los kilómetros que recorren los conductores. También facilitarán la adopción de los vehículos eléctricos por parte de los consumidores, al ayudar a superar cualquier temor respecto a quedarse varados.


La competencia entre los vehículos eléctricos y los híbridos será intensa, lo cual reducirá los precios. Volkswagen AG ha prometido fabricar como híbridos todos sus modelos disponibles para 2025. BMW AG ha dicho lo mismo. Hyundai Motor Co. promete ocho modelos híbridos para 2020, más dos vehículos completamente eléctricos. La renovación del híbrido Prius de Toyota Motor Corp, el cual tendrá el doble de autonomía, llegará antes de fin del año.

Otra tendencia que ayudará esa la proliferación de las estaciones de carga. ChargePoint dijo hace poco que tiene 30.000 estaciones en su red. En comparación, hay cerca de 90.000 estaciones de gasolina accesibles al público en EE.UU., dice Mike Fox, director ejecutivo de Gasoline & Automotive Services Dealers of America.

El número de estaciones de carga comerciales está creciendo rápidamente en parte porque son relativamente baratas, con un costo de entre US$3.000 y US$7.500 por puerto, dependiendo de si es una construcción nueva o una adaptación de una existente. Cuando están ligadas a un negocio, pueden atraer clientes y alentarlos a quedarse por más tiempo y gastar más.

Hy-Vee Inc., una cadena de 241 supermercados en ocho estados de EE.UU., instala estaciones de carga en todos sus locales nuevos. Tiene cuatro cargadores en cada una de 42 locales. Los tiempos de carga para los autos eléctricos varían ampliamente, dependiendo de la estación y el auto, pero usualmente toma entre 30 minutos y 1 hora obtener una carga decente. Convenientemente, es más o menos lo que alguien se demora en comer algo, dice John Brehm, director de planificación de locales de Hy-Vee.

Colocar estaciones de carga en los sitios de trabajo, donde los autos pasan mucho tiempo, sería algo poderoso. Cuando una empresa instala una estación de carga, sus empleados son 20 veces más propensos a comprar un vehículo con conexión eléctrica, según una encuesta del Departamento de Energía de EE.UU.

De todas formas, los conductores no se cambiarán a los vehículos eléctricos tan rápidamente como los consumidores adoptaron los teléfonos inteligentes. El estadounidense promedio mantiene su auto por 11 años. Sin embargo, cuando la mayoría de la gente esté lista para comprar otro auto habrá una gama de vehículos eléctricos disponibles a precios comparables a los de gasolina. Y eso no tiene en cuenta los ahorros proyectados en combustible o mantenimiento, ya que los vehículos eléctricos tienen muchas menos partes móviles.

Esa es la naturaleza de los giros tecnológicos que causan “disrupción”, en los que parece que nada está cambiando hasta que parece que todo está cambiando a la vez. Los vehículos eléctricos han pedido pista desde hace rato, pero ahora representan una amenaza tan clara y cercana al motor de gasolina que Fox, de la asociación de estaciones de servicio, recomienda ahora que los miembros que firman contratos a largo plazo por estaciones de combustible incluyan una opción de renegociar si más de 10% de la flota de un estado se convierte a vehículos eléctricos.


Si Tesla cumple sus promesas actuales con el Model 3, dice Fox, “los vehículos a gasolina serán historia”.