https://www.facebook.com/wilber.carrion.1 - Twitter: @wilbercarrion  
  Su apoyo es bienvenido, cuenta: BBVA Continental- 0011 0175 0200256843  

martes, 21 de mayo de 2019

Estrés laboral


 Estrés laboral y porqué es normativo atenderlo



FORBES- 21 de mayo de 2019
La puesta en marcha de la NOM 035 por parte de la STPS es, sin duda, una acción acertada. La prevención y control de los factores de riesgo psicosociales en las organizaciones es necesaria.

Es ardua la competitividad entre las empresas. Con ellas crecen las demandas a los colaboradores, lo que implica todo tipo de presiones. Ahí está el caldo de cultivo del estrés laboral, trastorno psicosocial que afecta los individuos y repercute en la productividad de las empresas.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), México tiene un 75% de prevalencia de estrés en su fuerza laboral, lo que lo coloca en un primer peldaño por encima de las primeras economías del mundo, como China (73%) o Estados Unidos (59%).

Es necesario que en las empresas se tome conciencia acerca de este factor de riesgo psicosocial y sus consecuencias, pues de acuerdo con la OMS, en 2020 será la principal causa de baja laboral. La consultora AON agrega que este trastorno ocasiona pérdidas por 16 mil millones de pesos anuales en el sector productivo del país.


En la última década en nuestro país la ansiedad, el estrés y la depresión se han convertido en padecimientos comunes para los trabajadores de distintas ramas productivas. En el afán de adaptarse a los efectos de la globalización, las empresas han implementado malas prácticas y procesos organizacionales en los que es claro que se dejó de ver que el activo más importante de las empresas son sus colaboradores.

Esto obligó al gobierno mexicano, a través de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) a establecer pautas para identificar y tratar estas alteraciones con la NOM 035, que será obligatoria, en su cumplimiento, a partir de octubre de este año.

Aunque es cierto que el ser humano suele vivir cierto grado de estrés de manera común, como el nervio del actor antes de entrar a escena, o del deportista antes de que inicie su competencia, el problema está cuando la presión es constante, persistente y en aumento, y no ofrece espacios y momentos de relajación.

El estrés laboral se manifiesta sobre todo de dos formas: como adicción al trabajo (workaholic o trabajolismo) y el síndrome del quemado o de burnout.

La adicción al trabajo es frecuente entre colaboradores que muestran un compromiso desmedido a la organización; el padecimiento se incrementa con la tecnología. El workoholic suele desarrollar estrés, problemas familiares y personales, gastritis, colitis, problemas cardiovsculares e insomnio.

En el otro extremo está el Síndrome del quemado o burnout: el agotamiento físico, emocional y mental en el que las personas pierden interés por sus tareas, tienen una autoestima menoscabada y padecen profundas depresiones.

Algunas medidas para la atención del estrés según la OMS son: redefinición del trabajo mediante la modificación de exigencias laborales, asegurarse que los empleados obtengan los conocimientos y capacidades necesarias, aumento del control que ejerce el empleado sobre su trabajo, aumento de calidad y cantidad de apoyo que recibe el empleado, capacitación en gestión del estrés, ergonomía y diseño ambiental, perfeccionamiento de la gestión y perfeccionamiento institucional.

La puesta en marcha de la NOM 035 por parte de la STPS es, sin duda, una acción acertada. La prevención y control de los factores de riesgo psicosociales en las organizaciones es necesaria y el gran reto será vigilar el cumplimiento de esta norma.

La tarea no es fácil, ya que hablamos de un universo de casi 5 millones de empresas existentes en nuestro país. No es suficiente que solo las grandes organizaciones se apeguen a lo que dicta la norma, recordemos que más del 70 % de la fuerza productiva mexicana labora en la denominadas Pymes.

El estrés laboral pide una reflexión compartida entre dirigentes y colaboradores, que busque dinámicas y contrapesos a las demandas laborales. Se debe distinguir entre tener compromiso y alcanzar objetivos, y desarrollar un trastorno que vaya contra la salud física o mental.

Venture Capital


Aumento exponencial de Venture Capital en AL


FORBES- 21 de mayo de 2019
El crecimiento y desempeño mostrado por América Latina, despierta el interés de grandes inversionistas, teniendo como resultado un sinfín de oportunidades para mentes emprendedoras.

Hoy día podemos observar un auge emprendedor, esto incentivado por la necesidad que poco a poco va generando la sociedad mundial. Encontrar un universo con un abanico más amplio de oportunidades o competencia lleva a las industrias a evolucionar y ofrecer productos exclusivos o bien de que cumplan con las exigencias de los usuarios.

Desde mi trinchera he podido analizar la manera en la que los fondos de inversión poco a poco van interesándose por empresas disruptoras en el continente americano. La escalabilidad que van mostrando los proyectos, lleva a todos los posibles o futuros inversionistas a pensar en una gran inyección de capital. El auge que actualmente tiene esta zona geográfica se debe considerar como punta de lanza para protagonizar el mercado mundial.

Si bien; hemos tenido oportunidad de vivir grandes éxitos de startups y verlas casi en tiempo real convertirse en un unicornio, lo cierto es que el panorama sigue siendo alentador; desde 2017 hemos visto como el volumen de inversión incrementa favorablemente y cómo grandes proyectos se consolidan, esto sin mencionar los que vienen atrás y se encuentran empujando constantemente gracias a su proyección e idea que subsana una necesidad básica de la sociedad.



Hablando específicamente de México grandes empresas han puesto su mirada; y chequera, en nuestro país; por ejemplo, Google, Didi, Facebook, MercadoLibre, Amazon entre otras compañías mundiales, ven el gran potencial del mercado y sobre todo la gran nobleza que ofrecemos. Además de tener grandes mentes emprendedoras, ansiosas por fructificar su proyecto fuera de las fronteras nacionales, existen proyectos interesantes con una escalabilidad y tracción sumamente interesante.

Por otro lado, tenemos la inversión que realizará SoftBank en América Latina, este fondo japonés encabezado por el empresario boliviano Marcelo Claure, tendrá como capital de inversión 5 mil millones de dólares y estará enfocado principalmente en los sectores de e-commerce, tecnología y salud.

Hay que recordar que con anterioridad este fondo ha tenido la oportunidad de realizar inversiones importantes en empresas que al día de hoy se encuentran consolidadas y con gran proyección como lo son Uber Technologies Inc. y WeWork, entre otras. Este mismo camino lo pueden seguir cualquier startup si demuestra la validez, tracción, escalabilidad y atención a una necesidad social básica.

Pronostico que esta inyección de capital traerá muchos dividendos en la región, podrá exponencializar las industrias y que mejor que los grandes proyectos que necesitan capital para escalar y poder competir con los grandes monstruos corporativos de hoy en día.

La mirada del mundo está puesta en la AL, como emprendedores el único papel que nos toca jugar es generar una idea basada en tecnología, disrupción, que piense en escalabilidad y lo más importante que ataque o subsane una necesidad. Si amalgamamos estos factores y confiamos en lo que hacemos podremos tocar la puerta de grandes fondos de inversión que por ende nos llevará a ser una empresa de calidad mundial y un referente en la industria que queremos destacar.

sábado, 18 de mayo de 2019

libertad de expresión


De la libertad de expresión a las provocaciones



FORBES- 18 de mayo de 2019
Me parece que hay conductas que por más ambiguas que parezcan, basta revisar y echarnos un clavado al fondo de nuestra conciencia para encontrar las respuestas correctas.

Invocar a al Benemérito de las Américas en su frase más conocida es un lugar tan común que ya hemos dejado de apreciar la profundidad de expresar con sinceridad que “el respeto al derecho ajeno es la paz”. Por eso, cuando surgen cuestiones que rayan entre los límites de la libertad y la provocación, se me pone la piel de gallina y me da por mover la cabeza de un lado para el otro.

Me parece que hay conductas que por más ambiguas que parezcan, basta revisar y echarnos un clavado al fondo de nuestra conciencia para encontrar las respuestas correctas, tal como lo aconsejaba Aristóteles. Hay terrenos que uno no debe pisar porque son sagrados. El que traspasa esa frontera, sabe que está en terrenos peligrosos. Sin embargo, muchos de los que ven el letrero que dice: no pasar, empujan la puerta con alegría. Luego, lloran porque un perro las mordió. Es el eterno juego infantil de quien lanza una piedra y esconde la mano. Sabemos que al pisar suelo jabonoso corremos el riesgo de resbalarnos. Cada uno debe justipreciar el riesgo de caer y las consecuencias de la caída: unos conseguirán un golpazo, otros se romperán el fémur; los peores son los que quieren echarle la culpa a alguien más, los que demandan al lavador del piso y le quieren endilgar la culpa de la consecuencia de sus actos.

Con flores a María es un cuadro de la pintora Charo Corrales que formaba parte de la exposición Maculadas sin remedio que se expone en la ciudad de Córdoba en Andalucía. La imagen presenta a la autora tocándose la entrepierna. Sin embargo, es una clara intervención a la pintura de Murillo La Inmaculada Concepción de Aranjuez que representa a la Virgen María en su asunción al cielo. Por supuesto, Charo Corrales entiende que la importancia de la figura religiosa y la utiliza para su propia creación. Los elementos del cuadro de Murillo que aparecen en el de Corrales son los ángeles a los pies del personaje central, el manto azul, la cabellera, la túnica que le cubre los hombros, la corona de flores en la cabeza. Las diferencias son la cara del personaje, es la autora que fija la mirada al cielo con la clara intención de causar una impresión estética en el que observa el cuadro. Y, la causó. El cuadro que se exponía en la diputación de Córdoba apareció con una rajadura que cruza casi todo el lienzo.

 

Evidentemente, por un lado salen los defensores del arte y de las libertades de expresión a calificar de beligerante el acto de destrucción, se rasgan las vestiduras al hablar de intolerancia y las condenas por el atentado se dejan escuchar. Eso es cierto y válido. Sin embargo, el otro lado de la moneda, el que sostiene que la exposición ofende el sentimiento religioso de los católicos, es igual de válido. Puedo entender la desesperación de la autora al ver su cuadro destruido, sin embargo, lo que no entiendo es la intención de hacerse pasar por una inocente palomita que dice: no es una burla a la Virgen María, no es la Inmaculada tocándose, soy yo.


Las razones que se esgriman no justifican la destrucción de una pintura, no obstante, los terrenos al respeto de las creencias de las personas y de lo que consideran sagrado debiera tomarse en cuenta y cuidarse. Si yo lanzo un ladrillo contra una vitrina, claramente sé que voy a romper un vidrio. Puede ser que el dueño de lo que rompí salga con un tono atento y me pida civilizadamente que repare el daño y no lo vuelva a hacer —poco probable, pero en alguna medida factible— y puede ser que el hombre salga furioso y me tunda a garrotazos —queda claro que las posibilidades de la segunda opción son más altas—, ¿es válido que me muelan a golpes? No, desde luego. Pero no se puede desestimar que hubo una afectación que provoqué.

El altercado me lleva a reflexionar sobre la pregunta que plantean las creadoras que también exponen en esta muestra: ¿Qué sociedad estamos creando para que esto pase? La pregunta es pertinente en más sentidos de lo que ellas mismas pretenden. En la muestra, se exponen textos que simulan una oración a la Virgen, pero con insultos. Me pregunto si ellas vieran que un grupo de católicos o musulmanes o budistas hicieran lo mismo con su manifiesto creativo. Estoy segura de que no les gustaría. Me gustaría contestarles que estamos creando una sociedad de respeto y queda evidencia de que no es así, por todas las perspectivas que se consideren.

El gran cuestionamiento que aflora es en torno a los límites de la libertad de expresión. Por supuesto que el cauce que se debe dar a los dictados de las musas debe contar con autonomía. La censura es abominable. La inspiración no debe usar bozal. Aunque, no sé si la prudencia es una mordaza para la belleza. Lo que molesta es la estridencia de esos grupos —de cualquier bando al que pertenezcan— que se enrollan en la bandera de la verdad, que se creen los dueños de la razón y se avientan del quicio de la banqueta.

No podemos llamarnos inocentes. Claramente, el que provoca, sabe lo que está haciendo. De hecho, está buscando una reacción y no puede sorprenderse al lograr su cometido. El arte es sinónimo de capacidad, habilidad, talento, experiencia. Más comúnmente se suele considerar al arte como una actividad creadora del ser humano, por la cual produce una serie de objetos que son singulares, y cuya finalidad es principalmente estética. Aristóteles asumió la idea de arte de la que se servían los griegos de modo intuitivo, pero estableció una definición, convirtiéndola en verdadero concepto. Para Aristóteles el arte es una actividad humana que reside en el proceso de producción, los productos del arte pueden ser o no ser. Luego entonces, cada arte es una producción, pero no cada producción es un arte. Hace hincapié en su factor intelectual, en los conocimientos indispensables para crear una obra, porque no hay arte sin reglas generales.

Por esta razón, para Aristóteles, no importan los objetos particulares que el artista imita, sino el nuevo conjunto que con ellos crea. Ese conjunto no se evalúa comparándolo con la realidad, sino tomando en cuenta su estructura interna y su resultado. Si dibujamos un arco entre la obra de Murillo y la pintura de Corrales, los resultados nos llevan a justipreciar cada uno de los cuadros. Me refiero a que, si como dijo Aristóteles: El arte es capaz y digno de ocupar el ocio y ofrecer felicidad, uno lo logró y el otro no. Es bello lo que es valioso por sí mismo y a la vez nos agrada, lo que es apreciado por sí mismo.

En esta condición no hay belleza en el insulto, no hay placer estético en la burla: hay provocación. Pero, para los que crean que la versión aristotélica de la belleza está pasada de moda, les dejo la frase obtenida de una intervención urbana anónima: El arte no se crea, se participa. Si esto es así, la rasgadura que sufrió este cuadro es una participación, por lo tanto, un acto artístico del que la propia autora debiera sentirse complacida: logró llegar al culmen de su intención estética.

O, recuperando a Mikel Iriondo, en torno a la estética de la provocación: El esfuerzo provocador queda anulado por la desproporción existente entre el exasperado histrionismo de su pequeño espectáculo sinestésico y la fría rasgadura que quedó sobre el lienzo. La realidad, exhiben con impudicia, que sabemos, trivializa y desarma los esfuerzos bienintencionados de representar el horror y llamar al escándalo y la solidaridad moral; la ficción propia de las propuestas artísticas queda anegada en el horror de una realidad que supera cualquier representación por provocadora que sea.

miércoles, 15 de mayo de 2019

Mobbing


 Mobbing, tumor que invade a las organizaciones



FORBES- 15 de may. de 19
Hablamos del acoso laboral cuando se genera un ambiente tóxico en el clima organizacional de una empresa, a causa de la denigración de cualquiera de los miembros del equipo.

Si bien el mobbing puede ser físico o psicológico, lo cierto es que éste último es el más común. En términos de estadísticas, es en los niveles organizacionales más bajos donde más se da este fenómeno; no obstante, este dato está ligado a la sencilla razón de que es en este escalafón de la organización donde más empleados hay. Pero, en realidad, estudios recientes muestran claramente que el mobbing se da en todos los niveles organizacionales. De hecho, cuando se da en niveles altos de la organización es también tremendamente tóxico, provocando impactos muy graves en la vida de un ser humano.

Todo lo que, eventualmente, impacte de manera negativa tu autopercepción, tu autoestima y la relación que tienes con los demás cae en el modelo o concepto de mobbing piscológico o emocional.

Mobbing horizontal y vertical


Diría que el más delicado es el mobbing vertical, ya que, en automático, la persona que recibe este tipo de trato está en desventaja. Además de existir un abuso por parte de la persona que ejerce el mobbing, ésta tiene poder y autoridad sobre el otro, lo cual empeora la situación. No obstante, el mobbing horizontal o lateral no deja de ser de suma importancia y algo a evitar bajo cualquier circunstancia, ya que intoxica el clima organizacional de la empresa.

¿Qué genera situaciones de mobbing en las organizaciones?

Los motivos pueden ser múltiples, pero diría que los principales están ligados a conceptos como Valores, Percepciones y Estereotipos. Los seres humanos mostramos nuestras diferencias en esos tres rubros. Cuando nuestros valores no coinciden con los de los demás, tendemos, frecuentemente, a ridiculizarlos. La diferencia de valores es la primera causa de mobbing. Asimismo, la existencia de percepciones distintas frente a una misma situación puede ser detonador del fenómeno mobbing. Y, por último, los estereotipos, que muchas veces están ligados a pensar, por ejemplo, que las mujeres no tienen la capacidad para ejercer cierto puesto o actividad intelectual o de autoridad, por el hecho de ser mujeres.

Frente a ello, y en primera instancia, debemos entender que nuestros valores y percepciones pueden ser diferentes a las de los demás y que eso, justamente, es algo que nos puede enriquecer. El estereotipo es el primer elemento para indagar sobre otra persona pero no es lo que la determina.

Lo que deben hacer las organizaciones para evitar el mobbing

Primeramente, deben regularlo con políticas y reglamentos internos; establecer claramente las consecuencias para aquellas personas que caigan en este tipo de comportamientos que son totalmente inaceptables. Y, por otro lado, educar a sus empleados en esa dirección, ya que si se combate el mobbing únicamente mediante un reglamento, puede provocar que siga existiendo pero, tal vez, de forma oculta o disfrazada, por lo que no lo soluciona. La educación es lo que, verdaderamente, logra que los empleados se den cuenta de que este tipo de comportamientos son totalmente aberrantes y ajenos al bien común. Ambos aspectos son imprescindibles para evitar el mobbing en una organización.

Finalmente, cabe señalar que el mobbing es un tumor que, eventualmente, puede degradar a la organización, intoxica el clima organizacional y, por ende, influye de manera negativa en la productividad.

equipos de alto desempeño


Cinco rasgos de los equipos de alto desempeño


FORBES- 15 de mayo de 2019
Los equipos de alto desempeño construyen una visión de futuro que está alineada con su propósito y con los objetivos de la organización. Es así como pueden definir metas claras e indicadores.

Existe una gran confusión entre lo que es un grupo, un equipo y un equipo de alto rendimiento.

En mi trabajo como coach y consultora, he observado seudo equipos que en realidad trabajan como grupos, así como equipos donde la interacción entre sus miembros afecta el desempeño y la consecución de objetivos.

Los líderes desean que sus equipos alcancen metas, pero muchas veces no saben cuáles son las condiciones necesarias para desarrollar un equipo de alto rendimiento.


Un equipo de alto desempeño es aquel que reúne los siguientes atributos:

1) Propósito colectivo

El propósito es lo que lleva a un equipo a luchar por alcanzar sus metas. Todo equipo de alto rendimiento es inspirado por un propósito colectivo que genera compromiso en todos sus miembros.

Podemos entender el propósito cómo la razón de ser del equipo, la misión que cumple en la organización y a través de la cual la impacta positivamente. Si bien está alineado con la estrategia de la organización, trasciende la descripción de un área y es descubierto por el equipo de forma conjunta.

2) Metas claras y responsabilidad compartida

Los equipos de alto desempeño construyen una visión de futuro que está alineada con su propósito y con los objetivos de la organización. Es así como pueden definir metas claras e indicadores que lleven a materializar su visión y que contribuyan al logro de los objetivos de la empresa.

Adicionalmente, todos los miembros del equipo se sienten mutuamente responsables por el alcance de la visión y las metas compartidas, enfocando sus esfuerzos hacia la producción de los resultados que buscan. El nivel de compromiso por los objetivos colectivos es mayor que el nivel de compromiso por el cumplimiento de metas individuales.

3) Habilidades complementarias y liderazgo participativo

Una vez las metas colectivas están definidas, el equipo debe garantizar que sus integrantes cuentan con habilidades complementarias, que le permitan a cada persona agregar valor desde su rol y contribuir al cumplimiento de los objetivos compartidos.

Esto a su vez posibilita un liderazgo que rota y donde todos participan y comparten sus ideas, distribuyendo la carga de trabajo de manera justa. Obviamente un liderazgo rotativo solo es exitoso cuando los miembros del equipo son buenos líderes.

4) Metodología de trabajo común

Para que un equipo trabaje de manera coordinada y maximice su rendimiento, necesita que todos sus integrantes utilicen una metodología de trabajo común.

Contar con un enfoque de trabajo les permite a los miembros del equipo ser eficientes, optimizar sus procesos, alienar tiempos y mejorar la toma de decisiones.

5) Relaciones de verdadera confianza

Cuando todos los miembros del equipo confían en los demás, son capaces de hablar con sinceridad de lo que no funciona, identificar las causas de los problemas, llegar a acuerdos y diseñar estrategias con las que todos se sienten comprometidos.

Es muy difícil para un equipo implementar mejoras significativas, si sus integrantes no se atreven a dialogar con sinceridad, y esto solo ocurre cuando el equipo se ha constituido como un espacio seguro, donde cada uno de los miembros se interesa genuinamente por ayudar a sus compañeros tanto a nivel laboral como personal.

empresa familiar


Límites a parientes políticos en empresa familiar


FORBES- 15 de may. de 19
Cuando existen grandes odios, rencores o envidias de parte de los suegros, suegras, cuñados o cuñadas, lo único que rescata la situación es un sistema de gobierno corporativo.

Dicen por ahí que, entre la familia política y el sol, mientras más lejos mejor. Los dichos son sabiduría popular de amplio espectro que nos llega en cantidades homeopáticas. No podemos desoírla. Las relaciones con la familia política son la causa más frecuente de conflicto entre las parejas porque existen sentimientos encontrados, comparaciones, celos, envidia y rencor en las discusiones. Las intromisiones desgastan a la pareja: una de las partes no se siente apoyada por la otra, a pesar de haberle expresado, en numerosas ocasiones, que se siente solo o sola. Si eso es realidad en el ámbito personal, la situación se recrudece aún más cuando los familiares políticos cruzan —y les permiten cruzar— ciertos límites que debieran ser fronteras.

Evidentemente, todos hemos escuchado las historias de terror del cuñado abusivo, del tío flojo, del hermano gastalón, de la nuera manirrota y entrelucida, del suegro cara de vinagre, del yerno grosero, del compadre que todos toleran pero que cae en la punta del hígado, del sobrino que nada más se aparece para estirar la mano. También sabemos de muchos que creyeron que la empresa estaba acorazada contra todo tipo de embates, que el cariño todo lo puede y no sobrevivieron a un ejército de cigarras que se la pasaron de fiesta ordeñando el flujo de efectivo hasta hacerla sucumbir por deshidratación financiera.

Hoy, todavía, la familia sigue siendo la célula fundamental de la sociedad y la empresa es la unidad que pone en marcha a la economía. Sin embargo, es necesario entender que hay elementos sociales que van cambiando y han ido añadiendo complejidad al tema: las empresas ya no ponen tanto interés en el largo plazo, los nuevos modelos de negocios permiten la operación de negocios estacionales que no buscan la permanencia; de acuerdo con datos del Inegi el divorcio en México ha aumentado en 136% en los últimos 15 años. En el 2016, el 58.1% de la población en el país se encuentra unida, 31.4% está soltera y 10.5% es separada, viuda o divorciada.

La transformación de estas células fundamentales de la sociedad y la economía, insisto, agregan complejidad. Si las complicaciones que resultan de una empresa familiar en la que los miembros vienen de la misma célula son difíciles, el grado de dificultades aumenta cuando hay esposas y exesposas, cuando aparecen hijos y entenados. Asumiendo que todos tienen buena voluntad, pero que cada uno busca cuidar sus propios intereses, sabemos que ahí tenemos una bomba de tiempo.


Todo empeora cuando hay resentimiento, cuando algún miembro de la familia siente que sus derechos están siendo vulnerados, cuando se forman equipos y la empresa se transforma en un campo de batalla entre tirios y troyanos. El problema no se da únicamente en México, un estudio sobre la composición social en Reino Unido revela que por lo general una de cada diez parejas que se divorcia ve la intromisión de la familia política como la causa de su ruptura. Si estas intervenciones rompen lazos de cariño, con más ganas despedazan empresas. Y, la situación no parece mejorar: un estudio de la Universidad de Michigan tomó como muestra a 373 parejas de recién casados en 1986, después de 26 años, las probabilidades de divorcio de los hombres que mantenían una relación estrecha con su familia política disminuía en 20%. Sin embargo, las mujeres que tenían una relación cercana con la familia de su marido veían aumentar en un 20% las posibilidades de ruptura.

Si esta es la situación real, de nada nos sirve lamentarnos. En todo caso, lo que hay que hacer es poner manos a la obra. Si la complejidad social es una piedra que nos puede hacer tropezar en el terreno empresarial lo primero que tenemos que hacer es separar. Entender que fijar límites por escrito es una forma de preservar dos elementos importantes en la vida de un individuo: a su núcleo familiar y a la empresa que es su fuente de ingresos.

Además de los límites que se deben poner a las familias existen prioridades en que deben coincidir para blindar a la empresa contra intromisiones y construir su propio universo en santa paz. Estos son pasos básicos para sobrevivir a tu familia política y construir tu santuario de tranquilidad profesional:

Familia y empresas son sistemas independientes. No es cierto eso de “me caso contigo no con tu familia”. El matrimonio o el compromiso es el paquete completo que debe preservarse, sin embargo, entender que entrar a la familia no necesariamente significa tener acceso a la empresa es importantísimo de entender.


Conocer a la familia no es lo mismo que entender el negocio. Vivir con una persona, escuchar los problemas en el trabajo, oír quejas en del jefe y opinar es lo de todos los días en cualquier matrimonio. Sin embargo, en el ámbito de una empresa familiar, es distinto. Aceptar un compromiso es ya un paso que inevitablemente involucra a las familias y se debe entender que criticar a un externo es diferente que emitir una opinión contra el suegro o la cuñada.


Suegras del infierno, cuñados flojos, tías metiches. No podemos romantizar, necesitamos abrir los ojos. No hay familias perfectas ni negocios que no tengan problemas. El meollo del asunto descansa en cómo se debe abordar estas situaciones antes de que generen un problema.


Dice Bert Hellinger que lo que es bueno para una familia política no necesariamente lo es para la otra. Hemos escuchado tantas veces de los problemas de recién casados porque uno aplasta la pasta de dientes de una forma y otro de otra y eso genera chispas que acaban en incendios. Las diferencias inician rupturas. Cuando desde el corazón no se puede mirar con buenos a la familia política, se está caminando hacia la ruptura, tanto a nivel personal como familiar. Hay que anticipar.


Las potencialidades de problemas son diversas, las formas de prevenir deben considerar estar alertas para anticiparse: Hablar en forma honesta, respetuosa y con conocimiento técnico de las cosas que consideran raras, injustas, fuera de tono o “no les gustan” de la familia de su pareja. Este ejercicio tiene que llevarlos a integrarse a un nivel superior, no a dividirse en dos bandos. Eso significa aprender a ser solidarios y generar nuevos modelos de conducta y creencias. Propugnar por un sistema de comunicación sistematizada y efectiva que blinde al mismo tiempo a la familia y al negocio.

Sin embargo, cuando existen grandes odios, rencores o envidias de parte de los suegros, suegras, cuñados o cuñadas, lo único que rescata la situación es un sistema de gobierno corporativo para que se preserve el negocio en marcha, independientemente de quién sea el miembro de la familia que se porta infernal. Lo peor que se puede hacer si se tienen problemas con los familiares políticas es llenarse la cabeza de pleitos y chismes, en vez de eso hay que acudir a los órganos de gobierno corporativo —junta familiar, consejeros, asesores— y pedir que proponga soluciones. Lo más importante es no contaminar el hogar con problemas de la empresa y viceversa.

guerra durante el siglo XXI


 La multidimensional guerra durante el siglo XXI


FORBES- 15 de may. de 19
En lo económico y empresarial tenemos una guerra por territorios de otras naciones para ampliar mercados para las ventas y una exploración de otros para suplirse de insumos menos costosos.

Los lectores que nunca han estudiado el clásico libro El Arte de la Guerra, de SunTzu, aún vigente después de dos milenios y medio, deberían leerlo para entender mejor el mundo en que vivimos y las guerras no convencionales que ocurren frente a nuestros ojos, sin darnos cuenta. A quienes lo han estudiado les recomiendo extraer las enseñanzas de SunTzu, para hacerse más sabios y ricos durante esta guerra multidimensional y sólo visible para los más iluminados.

Experimentamos tiempos de una revolución tecnológica jamás vista. La velocidad y la aceleración de los cambios de esas tecnologías exponenciales causan grandes disrupciones (o rupturas) en el tejido social de muchas naciones, por cuyos huecos están emergiendo por vía de los millennials, los inmigrantes digitales y los nativos digitales, nuevas formas sociales. Estas, a su vez, rompen el orden económico/empresarial, obligándolos a adaptarse a los cambios sociales o quebrar por no hacerlo.

Pero el cambio más dramático y traumático es el que fragmenta al viejo orden político internacional, obligando a las clases políticas de muchas naciones a adaptar su tradicional orden político a un nuevo paradigma para sobrevivir, so pena de ser desplazados por nuevos experimentos políticos con una velocidad sorprendente.


No es una forma de guerra convencional, sino una de quinta generación, de defensa y seguridad con el uso masivo de los medios cibernéticos, por el dominio de la mente humana.

La carrera armamentista actual entre las grandes potencias es por llegar primero a desarrollar la Inteligencia Artificial General que pueda recibir big data de innumerables fuentes simultáneamente y pueda detectar patrones de amenazas, riesgos y oportunidades, así como sobre las fortalezas y debilidades de los rivales para poder estrategizar planes y ejecutarlos para lograr los objetivos del interés nacional de los países que ganen esa guerra.

La globalización hasta ahora ha sido parcial y ha liberizado sólo el comercio internacional de bienes, de algunos servicios y de los mercados de capitales, sin dejar libre la migración de las personas desde donde se destruyeron sus empleos hacia donde se crean nuevos puestos dentro o fuera de sus países, dejando a millones de desempleados y diversos tipos de desajustes y problemas políticos dentro de las naciones afectadas, entre los partidos políticos y dentro de los mismos.

En lo tecnológico tenemos una Cuarta Revolución Industrial y Tecnológica que da a luz a un nuevo orden llamado Globalización 4.0, según la han bautizado en el Foro Económico Mundial en Davos Suiza, pero aún sin una libertad de movimiento de los desempleados, por las barreras a la libre migración humana.

En lo social tenemos la necesidad de ajustar la distribución de las poblaciones entre naciones vecinas, mediante movimientos migratorios, lo que traerá consigo consecuencias económicas y políticas.

En lo económico y empresarial tenemos una guerra por territorios de otras naciones para ampliar mercados para las ventas y una exploración de otros territorios para suplirse de insumos menos costosos.

Pero en lo político se trata de un empoderamiento masivo y acelerado de casi 4,000 millones de personas, que aumentará hasta 8,000 millones en los próximos tres o cinco años, mediante el acceso a la información, comunicación y conocimiento que posee más de la mitad de la humanidad, pero también de un empoderamiento ciudadano a costa del desempoderamiento inevitable, veloz y acelerado de las clases políticas globalistas (a nivel internacional) y de las clases políticas locales (nacionalistas) dentro de las naciones.

Es previsible que en los ámbitos políticos los cambios no vayan a ser fáciles, porque los que ostentan el poder no van a cederlo sin batallar para resistir a los nuevos movimientos sociales, económicos y políticos que están emergiendo empoderados. Estos empoderados emergentes tendrán que librar batallas por el poder, pero no con armas, sino con tecnologías, información y sabiduría.

De ahí la importancia estratégica de entender libros como El Arte de la Guerra de SunTzu, pero no desde la perspectiva bélica, sino desde la de las nuevas armas tecnológicas intelectuales que poseemos.