https://www.facebook.com/wilber.carrion.1 - Twitter: @wilbercarrion  
  Su apoyo es bienvenido, cuenta: BBVA Continental- 0011 0175 0200256843  

lunes, 29 de agosto de 2016

imperio de medios

 Ángel González, el mexicano que creó un imperio de medios en AL



FORBES- 29 de Agosto de 2016

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) registró que Ángel González está presente en 11 países de la región con 35 canales de televisión, 114 estaciones de radio, 2 periódicos y salas de cine. Aunque al consultar su perfil corporativo el número de medios se incrementó 16 naciones de Centroamérica y Sudamérica.

La leyenda urbana de la que se habla en México es una realidad en Guatemala: Remigio Ángel González, el zar mexicano de la televisión en América Latina y dueño de Grupo Albavision, nombra y financia a presidentes de Guatemala, como lo hizo con Otto Pérez Molina, para controlar y mantener el monopolio de la televisión y radio en el mercado guatemalteco.

“Es un rumor muy fuerte en Guatemala: No es que la empresa de medios pueda nombrar presidentes, porque al final es el voto popular”, denuncia Thelma Esperanza Aldana Hernández, fiscal General de Guatemala.

“Lo que se dice en Guatemala es que los candidatos a presidentes se entrevistan con los representantes de Albavisión y prácticamente ese espaldarazo les da un gran apoyo y que se refleja en los votos”, manifiesta a Forbes México.

Esta publicación buscó Ángel González, conocido en el mundo empresarial como El Fantasma,  para conocer su postura sobre las acusaciones de la Fiscal General de Guatemala, así como de otras investigaciones publicadas donde hablan de su influencia y poder en la política guatemalteca. El empresario mexicano no ha respondido la petición de entrevista.

El principal accionista de Albavisión nació en Monterrey, Nuevo León, en 1941. Trabajó en ese estado como distribuidor de programas de televisión y películas de Estados Unidos.

A los 17 años y debido a la situación económica familiar, dejó sus estudios y viajó a Guatemala en compañía de sus tres hermanas. A su llegada, conoció a Genaro Delgado Parker, quién en años más tarde sería director general de Panamericana TV, en Perú.

En la Ciudad de Guatemala fue comerciante y dueño en una tienda de electrodomésticos de varias marcas japonesas como Sanyo, Hitachi, Toshiba y Sony. En 1981, la tienda fue vendida a sus hermanas y decidió tener su propio negocio: distribuir contenidos extranjeros en la Televisión Centroamericana.

En Guatemala fue también vendedor de publicidad para la televisión nacional en Canal 7, y contrajo matrimonio por primera vez con la hermana de Luis Rabbé, el ahora principal operador político en Guatemala de Ángel González.

También vivió en Perú, donde trabajó distribuyendo contenidos mediáticos para países de América Latina con la Televisión Panamericana.

Radicando en este país fue invitado a trabajar y vivir en México por Margarita López Portillo, titular de la Dirección General de Televisión y Cinematografía (RTC), quién lo coloca en Inmevisión, donde tuvo acceso a una gran gama de contenidos mediáticos que distribuyó a diferentes cadenas.

Con el apoyo de la RTC comenzó a comprar películas y programas a precios bajos para después venderlas a otros países en América Latina.

Ángel González volvió a Guatemala y con una fuerte suma de dinero, compró los canales 3 y 7 de la televisión abierta. Con esto logró tener poder económico y mediático, y después compró los canales abiertos 11 y 13.

Albavisión estaba valuado en 350 millones de dólares en 2002. La fortuna del zar mexicano se calcula en 2,000  millones de dólares, según datos de la Universidad de Coimbra Portugal.




Adquiere medios pequeños

“La lógica empresarial es comprar la mayor cantidad de medios pequeños en cada país para poder hacer una gran red de medios”, señala Juan Luis Sacayón Madrigal, investigador de la Universidad de Coimbra Portugal.

Sacayón realizó la investigación: La Concentración de los Medios y Democracia en la Era de la Información. Estudio de caso de Albavisión en América Latina y la interferencia en la democracia de Guatemala.

Ese documento revela: “Ángel González raramente va detrás de las grandes propiedades en la región, señalando que le gusta comprar a las pequeñas cadenas así algún día tener más control de la mayor cantidad de canales que nadie más”.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) registró que Ángel González está presente en 11 países de la región con 35 canales de televisión, 114 estaciones de radio, 2 periódicos y salas de cine. Aunque al consultar su perfil corporativo el número de medios se incrementó 16 naciones de Centroamérica y Sudamérica.

Los negocios de Ángel González fueron analizados e investigador por la Comisión Internacional de contra la Impunidad de Guatemala (CICIG).

“El caso guatemalteco es una excepcionalidad, ya que probablemente no exista otro en el mundo en que una misma persona sea dueña de los cuatro canales privados de VHF existentes”, exponía el estudio Financiamiento de la política en Guatemala presentado por CICIG en julio de 2015.

“En Guatemala, esto ha sido posible y el señor Ángel González no tiene competencia en VHF. Solo en los papeles existen el Canal del Congreso, el Canal 9, y el Canal 5, de la Academia de Lenguas Mayas, que tienen frecuencia asignada pero no emiten”, señala la investigación del organismo internacional.

Ángel González tiene una vida empresarial emblemática, debido a que las concesiones que usufructúa son el resultado de decisiones políticas, advertía la Comisión.

Agrega que la última ampliación para el usufructo de frecuencias ocurrió en noviembre de 2012 a iniciativa del partido político LIDER, que le posibilitó ampliar sus derechos de 15 años a 20 años.

“Esta ampliación benefició a todos los concesionarios de frecuencias radioeléctricas del Estado, incluyendo telefonía celular y canales por cable”, alertaba el CICIG.

“González es, además, propietario de una de las principales cadenas radiales del país, lo que le permite no solo influir en la construcción de las preferencias políticas, sino que todos los políticos deben llegar a entendidos con él si quieren promover sus candidaturas”, decía el órgano. Unos meses depués del informo del CICIG Otto Pérez Molina renunció como presidente de Guatemala para responder acusaciones de corrupción, entre ellas está el haber recibido financiamiento de varios empresarios, como Ángel González, cuando era candidato.



Su influencia en la política

“Ángel González ha podido influenciar en la política de Guatemala, para mantener el control de sus medios y acrecentarlos”, declara Juan Luis Sacayón Madrigal.

La corrupción que existe en el Estado de Guatemala ha dado lugar a que el monopolio de la televisión de Ángel González se consolide, revela el investigador de la Universidad portuguesa.

La falta de regulación que existe por parte del Estado para controlar los monopolios empresariales ha sido una de las razones por la que el grupo de González crezca y se consolide todos días en el mercado de la televisión y radio, señala Sacayón Madrigal.

“El monopolio que existe en la televisión abierta de Guatemala por la empresa Radioytelevisión, que pertence a la red Albavisión, otorga espacios gratuitos, crédito, cobertura informativa a los candidatos y partidos políticos, para favorecerlos en la campaña electoral”, comenta el estudioso de la Universidad de Coimbra.

“Al ser electos ejercen su influencia política en las posiciones clave de la presidencia o el congreso a favor de la empresa de Albavisión; esto se ha convertido en un ciclo vicioso”, asegura Juan Luis.

“Remigio Ángel González tiene los canales de televisión con mayor cobertura, por lo tanto sí tiene el poder de construir y destruir la imagen de alguien”, afirma Rodrigo Arenas, presidente del Movimiento Cívico Nacional.

El empresario mexicano a través sus apoderados entregó dinero “de manera ilícita a los partidos políticos” en Guatemala, dice a Forbes México.

Dice que la corrupción es la gasolina del populismo. “En un país republicano donde no hay corrupción; el populista o no se reelige, es muy difícil que un populista se mantenga en el poder, sino utiliza la corrupción como una herramienta”.

“Muchas veces los latinoamericanos estamos acostumbrados a ver la corrupción como el que no transa no avanza, pero no es así”, dice Arenas.

—¿Concesiones y licencias de canales de televisión obtuvo?

—Sí. Por medio de los canales, las frecuencias, pero la acusación es de la fiscalía donde dice que  entregó montos importantes a la pareja presidencial.


Los actos de corrupción a los que está vinculado El Fantasma “se hicieron a través de la representante legal de Albavisión, que es guatemalteca y esposa (de Remigio Ángel González), quien aportó 117 millones de quetzales de manera ilícita al financiamiento del Partido Patriota”, cuenta Thelma Esperanza Aldana Hernández, fiscal General de Guatemala.

“Lo que tenemos que establecer si esas contrataciones si se realizaron de acuerdo con la ley, no habrá ningún problema y es parte de nuestra investigación”, refiere la mujer que movió la estructura del soborno en Guatemala.

Thelma Esperanza durante su visita por México fue vigilada a todo momento por dos escoltas y era alabada por los empresarios afiliados a la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), quienes subieron a la agenda nacional la transparencia, rendición de cuentas y la lucha en contra de la corrupción

“La lucha en contra de la corrupción debe ser una constante de día a día, así como se involucren los jóvenes, universitarios, que se involucren el sector privado, todos los entes de la sociedad se deben involucrar y el pueblo”, dice.

—¿Cuándo le dijo al público sobre la existencia de un mexicano en los actos de corrupción se refiere al dueño de grupo Albavisión?, — se le cuestiona a la fiscal, quien fue ponente en el Foro Anticorrupción, organizado por la Coparmex.

—Sí.

—¿Las aportaciones de qué forma favorecieron al empresario mexicano?

—Esas son partes de nuestras investigaciones en ese momento.

—¿El empresario mexicano obtuvo nuevos canales de televisión en Guatemala?

—Cuando nosotros revisamos la pauta, que se dio a los medios de comunicación, especialmente a la televisión encontramos que Grupo Albavisión tuvo un porcentaje muy alto. Tenemos una gráfica que nos demuestra que Albavisión fue favorecida con muchísimos superior al resto de las empresas.

—¿Es lamentable de que un extranjero llegue a apoyar a un candidato en Guatemala?

—Claro. Es lamentable y quisiéramos que funcionará la televisión y la radio de manera trasparente y alineados con la lucha contra la corrupción.

—¿Duerme tranquila después de que las amenazas de muerte recibidas en su país?

—Yo trabajo mucho y duermo muy bien afortunadamente.

“El fiscal puede tener muchos estudios en derecho, maestría, doctorado, pero si no tiene voluntad política estamos perdiendo el tiempo. Tiene que ser un fiscal comprometido con la lucha contra la corrupción e impunidad y que no tenga miedo, ni siquiera a perder la vida, porque es el futuro de un país”, concluye Thelma Esperanza Aldana Hernández.




Enrique Hernández-Hincha del Barcelona, viaja poco y le gusta ir detrás de la historia y los hechos del día a día. Estudió en la UNAM y vivió un año en Buenos Aires.