https://www.facebook.com/wilber.carrion.1 - Twitter: @wilbercarrion  
  Su apoyo es bienvenido, cuenta: BBVA Continental- 0011 0175 0200256843  

viernes, 30 de septiembre de 2016

universidades

 Las mejores universidades de EE.UU., según The Wall Street Journal/Times Higher Education



The wall street journal- septiembre de 2016
En la primera medición de este ranking, Stanford es la número 1


 ¿Quiere una universidad que lo haga pensar? Ponga a la Universidad Brigham Young en su lista de favoritos.

¿Busca un alumnado diverso? La Universidad de la Ciudad de Nueva York podría ser la indicada para usted.

¿Y una universidad lo suficientemente rica como para asignar un montón de recursos en su educación? Diríjase a Harvard.

¿Le preocupa qué tan bien le va a ir después de la graduación? No podría elegir nada mejor que Yale.


Y si lo que quiere es todo lo anterior, además del mejor clima posible, vaya a Stanford, la primera de la lista de las mejores universidades según el nuevo escalafón de The Wall Street Journal / Times Higher Education, gracias a sus amplios fondos, sus estudiantes intelectualmente comprometidos y sus grandes resultados post-graduación. El Instituto Tecnológico de Massachusetts y la Universidad de Columbia completan el podio.

El escalafón de WSJ/THE ofrece una guía invaluable porque a diferencia de otros rankings de este tipo no enfatiza los resultados de las pruebas estandarizadas de los aspirantes o cuántos candidatos fueron rechazados, sino que coloca un mayor énfasis en el éxito de los estudiantes después de la graduación, así como sus propias opiniones sobre la calidad de la educación que recibieron.

El escalafón se basa en 15 factores agrupados en cuatro categorías; 40% por ciento de la puntuación total de cada universidad proviene de resultados obtenidos por los alumnos—incluyendo cómo les fue en el mundo profesional después de graduarse—, el 30% a los recursos de la universidad, el 20% a lo bien que involucra a sus estudiantes y el 10% a la diversidad racial y étnica de la planta estudiantil.


Sobresalir en un área no es garantía de una clasificación general estelar; las mejores universidades fueron las que obtuvieron buenos resultados en varias categorías. Yale encabezó la lista en cuanto a resultados post graduación, pero ocupó el puesto número 5 en general. Harvard, la mejor por recursos, fue sexta en la lista global. Brigham Young terminó sólo por detrás de Dordt College en Sioux Center, Iowa, en el involucramiento con los estudiantes y sacó el puesto número 103 en general. City College, la institución bandera del complejo de casas de estudio que forman la Universidad de la Ciudad de Nueva York, ganó como la más diversa de todas las universidades excepto Sierra University en Riverside, California., pero en el ranking general aparece empatada en el lugar 305.

Times Higher Education es una filial de TES Global Ltd., una empresa de Londres propiedad de la firma de private equity TPG Capital desde 2013. Times Higher Education fue vendida en 2005 por News Corp, el propietario de The Wall Street Journal, de Dow Jones & Co. Times Higher Education tiene una relación comercial con The Wall Street Journal ligada al desarrollo de este ranking universitario.

Una de las cosas que distingue a la medición del WSJ/THE de otras listas de universidades es que incorpora los resultados de una encuesta de 100.000 estudiantes universitarios, que incluye siete preguntas, que van desde la experiencia de los estudiantes con sus profesores a lo mucho que colaboran en proyectos o si son incentivados a pensar de manera crítica, y si recomendarían su universidad. (El número de diferentes materias que se enseñan en una universidad es también un factor).

Entre otras cosas, nuestra clasificación valora mejor a las universidades que privilegian el gasto en la instrucción en clase y que recompensan la excelencia en la enseñanza y la investigación por igual. También se hace hincapié en los resultados obtenidos por los estudiantes. No tiene en cuenta qué tan selectivo sea el proceso de admisión. La diversidad socioeconómica y racial también es valorada.

Los resultados muestran una clara división entre instituciones públicas y privadas; estas últimas ocupan por lo general los lugares más altos de las listas, en gran parte debido a las restricciones de gasto que tienen las escuelas públicas, señala Phil Baty, editor de rankings de Times Higher Education. Además, las escuelas de artes liberales (universidades dedicadas exclusivamente a la enseñanza, sin investigación) más ricas les fue bien, gracias a su fuerza tanto en recursos como en resultados.


Las ventajas de Stanford

Stanford ha cosechado los beneficios de un buen liderazgo y la geografía. Su conexión a Silicon Valley ha pulido la reputación de la universidad, aumentado su fondo fiduciario y ayudado a perfeccionar la calidad de su investigación en los últimos años.

“Hay una sinergia entre Stanford [y Silicon Valley] que va en ambas direcciones”, dice John Etchemendy, presidente de la universidad. “Stanford ha sido increíblemente afortunada”. La relación beneficia a las oportunidades de investigación y las perspectivas de carrera para los estudiantes, observa.

Stanford también fue quinta en el país en el gasto en lo académico por estudiante. (El gasto se ajustó a las diferencias regionales en el costo de vida)

Columbia, la número 3 en general y la escuela mejor clasificada de las universidades tradicionales, conocidas como Ivy League, fue también una de los mejores en los resultados por estudiante, una combinación de la tasa de graduación, la reputación académica y la comparación de los salarios reales y las tasas de deuda de los graduados. También obtuvo una alta calificación por tener un alumnado diverso.

Las 10 primeras universidades también incluyen a otros nombres conocidos, como la Universidad de Princeton y el Instituto de Tecnología de California. Todas las que ocupan los primeros lugares lograron una buena puntuación en instrucción de finanzas, productividad de investigación y resultados, pero exceptuando unas pocas, no registraron buenas notas en el compromiso de los estudiantes. Eso significa que los alumnos en las instituciones de élite pueden no tener las experiencias educativas más enriquecedoras, pese a que tienen mayores posibilidades de prosperar económicamente.

Entre todas las universidades de la Ivy League, Brown fue la peor clasificada, ubicándose en el puesto número 20, debido en parte a que sus resultados estudiantiles fueron ligeramente más débiles que los de sus pares.

Williams College (22 en el ranking global) y la Amherst College (23) obtuvieron las posiciones más altas entre las universidades de artes liberales. Sin embargo, en la categoría de involucramiento estudiantil, Williams quedó en el lugar 450 y Amherst no logró entrar en los primeros 600 puestos. En otras palabras, que una universidad sea pequeña no garantiza que sus alumnos tengan una experiencia satisfactoria.

El problema de la financiación

Cabe señalar que nuestra clasificación no incluye ninguna academia militar, porque los estudiantes de esas escuelas no toman préstamos federales y, por lo tanto, no se incluyen en las bases de datos del gobierno sobre las tasas de repago de préstamos o ingresos posteriores a la graduación. Universidades donde más del 20% de los alumnos toman cursos exclusivamente en línea también se descartaron. Tampoco se incluyeron instituciones con 1.000 alumnos o menos, porque en esos casos los resultados de un número relativamente pequeño de estudiantes podrían tener un efecto enorme en los resultados.

Ninguna universidad pública se ubica entre las primeras 20. Esto se debe a que 30% de la puntuación total de la escuela depende de sus recursos, medido por el gasto de instrucción, la relación alumno-docente y resultados de la investigación, y las universidades públicas tienen en general menos fondos para dedicar a esto que las universidades privadas.

La Universidad de Michigan en Ann Arbor, la universidad pública mejor clasificada, en el puesto número 24, pero en la lista de recursos se coloca en el puesto número 72. Sólo dos otras instituciones públicas se ubican entre las 100 mejores por recursos: la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill (empatada en el 30 de la lista general) y el campus principal de Purdue en West Lafayette, Indiana (empatado en la lista general con el número 37).

Las instituciones privadas dominan las puntuaciones por recursos, pero las públicas a menudo las superan en entorno y diversidad del alumnado. Las 10 mejores escuelas de esta categoría incluyen dos del sistema de la Universidad de la Ciudad de Nueva York y cinco de California. Sólo tres de las 10 mejores universidades en esta categoría son privadas.

Cómo usar este ranking

El ranking WSJ/THE no tiene la intención de ser una guía definitiva; lo mejor es utilizarla como un punto de partida. Las clasificaciones ofrecen información sobre una serie de elementos que deben tomarse en cuenta durante el proceso de búsqueda de una universidad a la cual asistir.

Si bien los programas de deportes competitivos, una escena de fraternidades robusta o la proximidad a una gran ciudad pueden darle un matiz a la experiencia universitaria, también lo hacen los resultados de los graduados y los recursos financieros de una administración.


“Esto es importante”, dice Anthony Carnevale, director del Centro de la Universidad de Georgetown sobre la Educación y la Fuerza Laboral. “Estos son los tipos de cosas en las que usted debería estar pensando” cuando se postula a una universidad.