https://www.facebook.com/wilber.carrion.1 - Twitter: @wilbercarrion  
  Su apoyo es bienvenido, cuenta: BBVA Continental- 0011 0175 0200256843  

sábado, 17 de septiembre de 2016

él no te dirá

Cosas que no te dirá tu jefe (y que necesitas saber)


Esquire -   septiembre de 2016
Pasamos aproximadamente 40 horas a la semana en la oficina, lo que equivale a 48 semanas al año sentados en nuestro escritorio. Este hecho hace necesario una buena relación con nuestros compañeros de empresa, y aún mejor, con tu jefe. Por muy atento y buen mandamás que éste sea, existen unas normas y reglas que él no te dirá -y que tú agradecerás saber-.


1. Estás más espiado de lo que piensas.
Vives en un ‘Big Brother’ continuo en lo que respecta a tu actividad on-line, por lo que medir tus movimientos en tu computadora es vital. Ya no sólo en tu historial de búsquedas, sino correos y carpetas.


2. No deberías de hacer horas extras para conseguir un aumento
De hecho, si te excedes en el tiempo que pasas en la oficina, es posible que tu empresa esté infringiendo la ley. Consigue tus ascensos y aumentos sin caer enfermo.


3. Esas ‘horas extras’ no exigidas pueden ser ilegales
Sabemos que no te las piden expresamente, pero cuentan con ellas: atento porque si excedes el tiempo máximo permitido trabajando, puedes presentar una queja por sobrecargo de trabajo. ¿Consejo? Desde el primer día no te dejes explotar más lo debido para agradar más fácilmente.


4. Atento a la jubilación
La mayoría de nosotros confiamos en que nuestra empresa nos asegura un futuro cuando decidimos retirarnos, ¿pero estamos ante un buen trato? Infórmate a través de seguros de jubilación externos y compara, puede que no te estén ofertando todo lo que mereces.


5. La siguiente generación, a tener en cuenta
Si tienes más de 40 años, atento, puede que estés en el punto de mira de tu jefe. Varios estudios realizados en EE.UU. y Reino Unido destapan que existe una “sed por sangre joven” que aumenta cuanto más joven es el jefe. El tiempo y la lealtad a la empresa parece no importar ya tanto como antes.


6. Los sindicatos, más útiles de lo que crees
Nos recuerdan a huelgas de antaño y a mineros pidiendo derechos, pero estas formaciones son muy útiles hoy en día. Ten en cuenta que tienes todo el derecho a acudir a reuniones planteadas por ellos, por lo que las quejas de tu superior no tienen cabida en este punto. Es tu derecho y has de ejercerlo.


7. ¿Amistad en la oficina?

Claro que puede ser posible, pero recuerda que juegas en un ámbito que, de excederlo, puede volverse en tu contra. Nunca reveles información que pueda comprometerte y mucho menos trates como un “chamaco” más a tu mandamás. La cordialidad ha de ir reñida con la cordura.